fbpx
SOBRE MÍ

¿Quién soy yo para tener la Autoridad de Ayudarte?

Por qué deberías confiar en mí?

Mi nombre es Alan León

Aparentemente nacido en Santiago de Chile. Publicista, Terapeuta, Coaching neuro ontológico, y facilitador de UCDM.
Para llegar aquí, tuve que transitar diferentes experiencias dulces y agrias, más agrias que dulces en esos momentos, pero que hoy abrazo y agradezco inmensamente, ya que hoy puedo comprender que es lo que la vida me trataba de enseñar. De pequeño me hacía preguntas que en ese entonces no tenían respuestas, pero me impulsaron a un camino de búsqueda espiritual profundo, transitando diferentes enseñanzas y técnicas, terapias, etc., pero que nunca me terminaban de encajar. Hasta que se cruzó Un curso de milagros, un material exquisito y potente, que le dio un giro tremendo a mi vida, desde dentro hacia fuera, la experiencia que terminaría de engranar todas las piezas restantes hasta entonces.
Un viaje profundo e intenso hacia mi mente, donde a través de la propia experiencia iba pudiendo aclarar la teoría del curso, sanando de manera impecable diferentes espacios de la mente, viéndose reflejados también de forma física, trascendiendo enfermedades que supuestamente no tendrían cura, no siempre es así, pero en mi experiencia la guía reforzó mi mente, a través, de un viaje de sanación física, solo con un objetivo, evidenciarme la falsedad del cuerpo, en el sentido de que la enfermedad y conflicto no se encuentra ahí, sino en la mente.
Entonces, a través, de un fuerte y profundo compromiso con el curso, es que la comunicación se ha ido restableciendo, regalándome milagros y experiencias cada vez más frecuentes, que me confirman profundamente Su Presencia.
¡El curso finalmente fue lo que engranó todas las piezas, y hoy luego de 4 años de estudio, la guía me regala una nueva y hermosa invitación a seguir aprendiendo, enseñando!

¡Y es eso lo que hoy vengo a compartir contigo!

Mi absoluta trasparencia y honestidad que he podido desarrollar con el curso, haciéndome a un lado, y entregándome totalmente al servicio de lo que hoy dirige mi vida y mis decisiones, la Guía total del Espíritu unificando el propósito y la Voluntad como una sola.
Mi misión: Es guiar, inspirando y reflejando en otros el verdadero propósito. Dando claridad, nutrición y acompañamiento en su proceso de búsqueda y verdadero Reencuentro.
 

¡Vamos Juntos!

Mi Relación con la Guía

La relación con la Guía interna o Espíritu siempre está disponible para todos, el tema es que no somos conscientes de su existencia, ya que su recuerdo está totalmente velado de nuestra conciencia, la pregunta es: ¿Una vez sabemos de su existencia, estamos dispuestos a escuchar?, ya que nos encanta sostener la creencia de poder tener el control sobre todas las cosas, por lo tanto una vez sabemos de su existencia seguimos resistiéndonos a entregar ese control, yo me resistí muchos años, pero a pesar de eso, mi relación con la guía comenzó a muy temprana edad.
Recuerdo que, a eso de los 8 años me preguntaba cosas como: ¿Por qué actuamos así?, ¿Quiénes somos?, ¿Quién está pensando esto que estoy pensando o de donde proviene este pensamiento?, ¿Si mi cuerpo no estuviese aquí, dónde estaría este pensamiento? etc. (pensamientos que no compartía con nadie claramente por miedo a que me tildaran de loco).
Recuerdo que, al sumergirme en esos cuestionamientos, una alarma de miedo se encendía al momento de llegar a preguntas sin respuestas, como si de algo prohibido se tratase, entonces esa pared imaginaria no me permitía avanzar, a pesar de las ganas que sentía de ir más allá, no me atreví.
¿Qué hay más allá?, me detuve, quise olvidar y ocultar esos pensamientos bajo mil llaves, y así crecí en el papel de un niño más, apagando definitivamente esa intuición que me invitaba a indagar más profundamente. Paso el tiempo y a eso de mis 15 años, fue la primera vez que escuche una Voz en mi mente, luego de pedir entender el raro suceso de unos granos de carne que se apoderaban de mi cuello y que tuve por más de un año, luego de eliminarlas con el medico mediante laser volvieron a salir, ya sin saber que hacer, desesperado pedí respuesta hacia dentro, sin imaginar que algo me escuchaba, «las mentiras» dijo, o al menos eso fue lo que interpreté, una voz que recuerdo como si fuese hoy mismo, luego de escucharla algo hizo clic inmediatamente en mí, asociando esas mentiras con una gran carga de culpa que no era consciente llevaba. Al hacer clic en ese momento, una suerte de perdón inconsciente generó un cambio en mi mente (corregir esas mentiras), que aplicó como corrección también en el cuerpo físico, deshaciendo lo que sería el inicio de una serie de enfermedades y sucesos que reforzarían mi mente evidenciándome la falsedad del cuerpo y las creencias que sostenemos bajo un sistema de pensamiento errado.
(es importante recalcar que la guía es tan amorosa como flexible, ya que se adecúa al sistema de creencias que cada uno sostiene en ese momento, ya que en ese entonces todavía creía en la magia del mundo (pastillas y valor depositado en todo lo externo), por lo tanto, la Guía me intercambio una magia por otra, para ir lentamente demostrando con el tiempo, que no era la magia lo que me sanaba, sino una corrección o cambio en la mente, y por añadidura también en el cuerpo, que no siempre es así, ojo).
Luego experimente dos enfermedades más, donde una de ellas, según la medicina tradicional no tiene cura, o sea, es definida como crónica. Una vez llegué a mi casa, luego de estar 1 mes en una clínica lleno de tubos y catéters, por una enfermedad llamada “Colitis ulcerosa”, prima del crohn, una vez me dieron las dietas y pastillas correspondientes para “siempre”, apareció nuevamente la Guía; que me dijo con claridad, «no necesitas pastillas», o eso fue lo que mi mente interpretó al menos, ya que, a pesar de irse debilitando mi creencia en la magia (pastillas), aún la sostenía en parte, por otro lado, mi certeza en esa voz incrementaba y se reforzaba cada día más.
Entonces me volvió a dirigir pero esta vez sentía una fuerza y fe mucho más profunda sobre la Voz llena de certeza que me guiaba, y simplemente me deje llevar hasta que me demostró claramente que el problema no estaba en el cuerpo, sino en una culpa gigante que seguía sosteniendo por otro suceso, al ser consciente nuevamente de esto generando un cambio en mi mente, la enfermedad no tenía ningún peso real en mi cuerpo físico, más que en mi propio pensamiento, y que al sacarle el valor al cuerpo (efecto) y depositándolo en la causa (mente) todo cambiaria paulatinamente hasta dejar de percibirse.
Mas adelante y con el tiempo, experimente dos nuevas enfermedades una detrás de la otra, y con mucho dolor físico, una fue en mi columna (sacro), la otra bien conocida como “nervio ciático”, pero luego de reforzar mi creencia en la Guía con los sucesos anteriores mi mente estaba mucho más entrenada y llena de optimismo por trascenderla, entendiendo claramente ya que el problema no estaba donde aparentaba estar, sino que en mi mente, lo que hizo fuese más rápida su desaparición, pero con un dolor intensísimo durante este par de días, y al comprender esta especie de truco y autoboicot de la percepción enfocada en una mente errada, sostenido por una creencia de separación, al hacer un click de profunda honestidad, estos síntomas físicos nuevamente desaparecieron, accediendo al cambio de percepción en mi mente.
Entonces el milagro nuevamente se hizo presente, fue inmediato y efectivo, a pesar de que aparentemente hubo un dolor grotesco e intenso pudo desaparecer en un instante, todo gracias al efectivo proceso de perdón en nuestra mente, que no solo corrige el error de percepción a nivel físico, sino que deshace la culpa a un nivel profundo en nuestra mente, quedando en evidencia la falsedad e insubstancialidad de la enfermedad. Desde ese momento mi mente y vida comenzó a tomar otro rumbo, mirando todo de otra manera, por lo tanto, experimentándolo.
El milagro no requiere tiempo ni espacio, ya que la respuesta de Dios fue dada en el mismo instante en que pareció ocurrir el “problema”. El problema no fue la loca idea, el problema fue tomarla muy enserio creyendo que realmente ocurrió. Esto concluye a que la respuesta a cualquier problema en el mundo ilusorio, siempre está ahí, y lo único que no permite percibirla, es la creencia en el problema (resentimiento, brecha y toda la culpa que lo envuelve. Aceptar el milagro, es confirmar con certeza que seguimos siendo tal como Dios nos creó, impecables y totalmente Unificados por siempre.
PD: Siempre durante los episodios importantes de «mi vida» se me han cruzado plumas, muchas veces en lugares donde no podría existir movimiento «racional» de algún ave, como por ejemplo una vez, dentro de mi ducha cayendo desde el techo, al principio este suceso me llamaba alegremente la atención, luego sin perder esa cuota de gratitud pasó a ser parte de la costumbre, para mí, la guía ratificando y confirmando su presencia constante (como un gran guiño y abrazo).
Hoy en día, la comunicación se potencia y aclara, tal como ha sido pedido, y los milagros o cambios de percepción pasan a ser también una constante con la guía, el Espíritu, Jesús, o el nombre que le quieras dar a Aquel que habla por Dios, no es importante el nombre, ya que no es la forma sino el contenido lo que genera la comunicación desde ti, hacia el recuerdo de tu Fuente que sigue invulnerable e intacta.
Bueno, y de todas estas plumas, fui dejando sólo algunas en modo de aceptación y respuesta al guiño ofrecido por la guía y Espíritu que siempre nos acompaña, y que espera de manera paciente y tranquila, a que también le abras la puerta para entrar y confirmarte la falsedad del sueño limitado que se nos presenta al frente de nuestros «ojos», para intercambiarte sueños de muerte por sueños de Amor, reubicando tu mente desde donde nunca salió. Es ahí donde yace tu verdadera valía, en Dios, que es la garantía que te hace la Creación, de una vida Eterna junto a tu Fuente.

¿Qué es la Familia de Cambio de Percepción?

Es una Familia que se apoya en cada paso, es una nueva forma de ver y comprender UCDM de manera contenida y profunda, pero + fácil, entretenida y animada (para los amantes de lo audiovisual).
La Familia de cambio de percepción facilita un curso online de acompañamiento y guía para comprender más fácilmente el estudio de Un Curso de Milagros, y como aplicarlo en tu día a día.
– Es un estudio con videos animados sobre cada concepto relevante del curso y el profundo estudio de Kenneth Wapnick (primer profesor de UCDM).
– Es una contención y guía durante todo el periodo del curso.

¿Para quién es el entrenamiento UCDM?

Para todos aquellos que se sientan estancados y quieran avanzar sanando su mente y reconectando con la fuerza impecable de su corazón. Reconocer la mejor versión de sí mismos, liberarse del miedo y la culpa, mejorar sus relaciones, trascender sus propios límites, generar abundancia en todo ámbito, reconectar su propia comunicación interna con la Guía, para conocer quien realmente son.
También para quienes sienten mucha resistencia con el lenguaje del curso, y su apariencia católica que no son más que símbolos y limites a trascender, pero que con su forma de enseñanza audiovisual es mucho más fácil trascender esa resistencia. Acá vamos directo al contenido y mensaje, modificando la forma, pero jamás su contenido.

APUNTATE PARA INFORMACIÓN SOBRE EL CURSO Y PODER ACCEDER A UNA MASTERCLASS TOTALMENTE GRATUITA  

“COMPRENDE POR FIN UN CURSO DE MILAGROS”  



    Mantente conectado

    Clases Online